Biblia de San Luis, s. XIII, joya de las Biblias Moralizadas *****

Este bello y único tesoro artístico e histórico, realizado en 3 impresionantes manuscritos, perteneció al rey San Luis de Francia, y más tarde a Alfonso X el Sabio. Fue copiada e iluminada entre 1226-1234, en París. En esta Biblia la Edad Media puede ser leída en imágenes, donde el texto bíblico y sus comentarios forman un todo indisoluble con el conjunto iconográfico.

Más detalles

104MOL

Disponibilidad: Disponible

12.000 €

20.000 €

¡Precio rebajado!

-40%

Añadir a la lista de deseos

Este bello y único tesoro artístico e histórico, realizado en 3 impresionantes manuscritos, perteneció al rey San Luis de Francia (de ahí su denominación), y más tarde a Alfonso X el Sabio. Fue copiada e iluminada entre 1226-1234, en París. En esta Biblia la Edad Media puede ser leída en imágenes, donde el texto bíblico y sus comentarios forman un todo indisoluble con el conjunto iconográfico. Monumento único del arte librario que constituye una mina inagotable para el historiador y una fuente de goce sublime para los sentidos. Actualmente se conserva en la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo (España).

Características de la edición facsímile, una de las principales joyas de la editorial Moleiro:
Fecha de la obra original: 1226-1234
Editados entre los años 2000 y 2002 (1 códice por año), con mucho oro y muy pesados.
Tamaño: 34 x 44 cm.
3 volúmenes, 1.230 páginas. Cajas-estuches en piel (formatos 39 x 49 cm)
4.887 escenas historiadas iluminadas de la Biblia.
2 libros de estudio de 511 y 496 páginas respectivamente, Textos y Estudios, formatos 25,5 x 33,7 cm.
Edición facsímile limitada a 987 ejemplares numerados y autentificados notarialmente.

La Biblia de San Luis es una Biblia moralizada escrita en latín, que por su extraordinaria belleza se conoce también con el nombre de "Biblia rica de Toledo". Los datos más antiguos que se tienen de esta obra en Castilla, se remontan al testamento y al codicilo de Alfonso X el Sabio. Con relación a la Biblia de San Luis hay una referencia en el testamento del rey castellano, Alfonso X, en el que la describe como una Biblia "de tres libros, historiada, que nos dio el Rey Luis de Francia" y como "una de las cosas más nobles que pertenecen al Rey". Por los estudios realizados sobre sus distintos aspectos, y por el análisis interno de la misma se puede asignar con mucha aproximación la fecha de composición, y el tiempo en que fue copiada e iluminada. Estos trabajos se realizaron entre los años 1226 y 1234. Esta ingente obra, tan precisa y minuciosa, exigió la dedicación paciente de muchos expertos de las más variadas materias, propias de teólogos, copistas e iluminadores.

Este códice se hizo para el rey, como medio de formación y de información, y como instrumento pedagógico en la educación del futuro rey de Francia. Durante los últimos ocho siglos el Cabildo de la Santa Iglesia Catedral Primada de Toledo se ha encargado de custodiar y conservar minuciosamente esta joya bibliográfica que por méritos propios se puede calificar de única y es motivo de admiración y asombro para cuantos tienen la oportunidad de contemplarla.

Cada vez es mayor el número de estudiosos interesados en la investigación de esta fuente inagotable de cultura donde está remansada tanta riqueza doctrinal, característica del siglo XIII. Cada día aumentan las peticiones que recibe el Cabildo para poder tener acceso directo a la Biblia de San Luis con el fin de poder estudiar e investigar en ella los más variados temas y materias. El motivo de este interés es muy variado: puede ser el estudio bíblico y teológico en unos casos; en otros es el aspecto artístico y ornamental el que suscita tanta curiosidad; un tercer grupo está compuesto por los que se sienten atraídos por una perspectiva histórica dentro de su plan de investigación.

La Biblia de San Luis forma parte de un pequeño conjunto de siete Biblias, que se copiaron en el siglo XIII para las personas de la realeza francesa de la dinastía, entonces reinante, de los Capetos. Se trata de un tipo peculiar de libro bíblico, que no tenía precedentes en la tradición de los escritorios europeos. Ricamente iluminado, como correspondía a la dignidad de los destinatarios. Generalmente se las conoce con el nombre de Biblias moralizadas. Pocas en número, como ya se ha dicho, dado el elevado costo de su confección. El rasgo más destacado de estos libros es el enorme alarde de riqueza y fastuosidad de que hacen gala. Su apariencia externa es tan excepcional que inmediatamente se piensa en que los destinatarios no pudieron ser otros que las personas más elevadas de la sociedad medieval. Y así fue, en efecto: eran unas Biblias hechas para uso exclusivo de los reyes.

Facsímiles en perfecto estado. Una obra excepcional.

Gastos de envío por cuenta del comprador, según pedido y destino. Consúltenos sin compromiso (indicando la referencia del artículo) cualquier duda, así como por cualquier otro facsímile que esté buscando.

Artículos Especiales

Artículos más vistos