Horóscopo de Felipe II, año 1549

Como conmemoración del 4º Centenario del fallecimiento del Rey Felipe II de España (1598-1998), se editaron una serie de obras facsimilares significativas, tales como el Diminuto Devocionario o este Horóscopo que le realizó Matías Haco.

Más detalles

132EFG

Disponibilidad: Disponible

Como conmemoración del 4º Centenario del fallecimiento del Rey Felipe II de España (1598-1998), se editaron una serie de obras facsimilares significativas, tales como el Diminuto Devocionario (también lo tenemos a la venta) o este Horóscopo que le realizó Matías Haco.

Es importante porque nos acerca a su figura histórica y a su personalidad como individuo particular, cosa difícil siempre en personajes públicos y, sobre todo, en hombres destacados que pasaron a la historia vivida en periodos críticos. En el hombre público, la vida oficial nubla o enmascara su condición humana, pues sus actos tienen trascendencia social, mientras que se ignoran los pequeños cambios personales (enfermedades, crisis psicológicas, etc.) que los llevaron a una decisión que luego se juzga por unos resultados que nadie podría haber previsto.

Se debe a Matías Haco, médico personal del Emperador Carlos V, que se lo dedicó y entregó cuando Felipe II acudió a Bruselas llamado por su padre, que se encontraba enfermo, en 1549. Dado que la situación del astrólogo estaba en la propia Corte, se pueden revelar algunos datos políticos que escapan a la crónica de los historiadores, ya que se basan únicamente en los archivos oficiales. La causa que le llevó a realizar el trabajo nos la da el mismo Haco: ha estudiado la vida del heredero mediante su horóscopo y éste le ha llamado la atención por su singularidad e importancia política. Asombra comprobar el acierto de las numerosas predicciones al compararlas con la biografía del Rey.

Parece ser que Felipe II consultó el libro más de lo que se ha dado a entender hasta ahora. En su época, la astrología ya no era bien vista por los más ortodoxos, ni en las universidades ni en la Iglesia. Por tal motivo, hubiera sido inadmisible que tuviera un libro de pronósticos o se guiara por él. Sin embargo, el Monarca debía estar versado en la cuestión, ya que los símbolos utilizados por el astrólogo no los entiende un principiante y aún hoy mismo son conceptos arduos para gran parte de los astrólogos.

Reproducción fiel e íntegra del original que se conserva en la Biblioteca del Real Monasterio de El Escorial, realizada bajo control notarial, acompañada de estudio codicológico, transcripción y traducción del texto al español. Edición exclusiva y limitada.

La edición facsímile, limitada a 980 ejemplares, fue realizada en coedición con el Patrimonio Nacional y numerado cada ejemplar exclusivo por medio de testimonio notarial, adjunto en la obra (el ejemplar que se ofrece corresponde a un número bajo, inferior a 20). Se presenta en un estuche guardalibro en cuyo interior se encuentra un ejemplar del facsímile y un libro estudio. La reproducción del manuscrito se ha realizado siguiendo los patrones de fidelidad con respecto al original, en todos sus mínimos detalles, encuadernado artesanalmente en tela negra con el emblema de la Biblioteca Escuarialense.

Medidas:
Del manuscrito: 16,5 x 21 cm. 144 páginas.
Del libro estudio: 15,6 x 20,7 cm. 132 páginas.
Del estuche: 20 x 23,8 cm.

Ejemplar en perfecto estado. Los tachones que presentan algunas fotos son por tratamiento digital.

Gastos de envío por cuenta del comprador, según pedido y destino. Consúltenos cualquier duda, así como por cualquier otro facsímile o artículo que esté buscando.

Artículos Especiales

Artículos más vistos