Castigos e Documentos del Rey Don Sancho, s. XIII

Castigos y Documentos del Rey Sancho IV de Castilla; Privilegio rodado de Sancho IV el Bravo. Edición facsímile realizada en 2002 en edición limitada a 500 ejemplares, numerada y autentificada notarialmente. Original conservado en la Biblioteca Nacional de España y datado en el año 1292 (siglo XIII).

Más detalles

722VER

Disponibilidad: Disponible

1.400 €

2.800 €

¡Precio rebajado!

-50%

Añadir a la lista de deseos

Castigos y Documentos del Rey Sancho IV de Castilla; Privilegio rodado de Sancho IV el Bravo. Edición facsímile realizada en 2002 en edición limitada a 500 ejemplares, numerada y autentificada notarialmente. Original conservado en la Biblioteca Nacional de España y datado en el año 1292 (siglo XIII). Se ha incorporado el facsímile del Privilegio Rodado de Sancho IV el Bravo, Rey de Castilla y León, cuyo original se conserva en el Archivo Histórico Nacional, Madrid.

Facsímile encuadernado artesanalmente en piel natural sobre tabla con gofrados en seco. Formato 27,5 x 38,5 cm. 172 páginas conteniendo 22 miniaturas de diversos tamaños, algunas con oros, realizadas en el Taller del scriptorium regio toledano.

Libro estudio complementario con la traducción y comentarios de las miniaturas. Encuadernado en holandesa piel y tela, formato 27,5 x 38 cm. 200 páginas.

Ambos libros se presentan en una caja-estuche abierto formato 27,5 x 39 x 7 cm, forrada en papel tela con títulos dorados.

El Libro de los Castigos, también conocido como "el Libro de los Castigos e documentos para bien vivir", es un ejemplo de la literatura didáctica y moralizadora del siglo XIII, compuesto por sermones y apólogos entresacados de diversas fuentes sagradas y paganas. Fue comandado por Sancho IV el Bravo, rey de Castilla (1258-1295), y dedicado a su hijo Fernando IV "el Emplazado", para inculcarle las buenas costumbres y modo de comportarse con Dios, consigo mismo y con los súbditos. La paternidad de la obra a favor de Sancho IV se demuestra por la inscripción que figura en la última página del códice, donde dice que lo comenzó el mismo año que ganó Tarifa a los benimerines y lo terminó al año siguiente (1292). Según declara el propio rey don Sancho "...fue redactado con la ayuda de científicos sabios". Es, por tanto, una elongación del scriptorium alfonsí.

La época de Sancho IV habría sido tan activa en la composición de libros como la de su padre Alfonso X el Sabio, si hubiera vivido más tiempo. Además del libro de los Castigos promovió la traducción de dos grandes enciclopedias: el Libro del Tesoro (1293), versión casi literal de Li livres dou tresor, de Brunetto Latini, y el Lucidario (1295), traducción muy libre del Elucidarius de Honorio de Autun, que trata asuntos curiosos y variados sobre todo tipo de saberes. También compuso, entre 1284 y 1289, la denominada "Versión sanchina" de la Estoria de España, obra de Alfonso X el Sabio que dejó inacabada en 1274. El libro de los Castigos sigue la misma línea enciclopédica del conocimiento, aunque más breve y enfocado a la enseñanza.

El Privilegio rodado no lo contiene el original; pero se ha incluido en el facsímile. El libro de estudios contiene un extenso trabajo sobre este pergamino que se conserva en el Archivo Histórico Nacional.

Esta edición se realiza para los bibliófilos que no sólo son amantes del arte, sino también lo son de la historia y de la literatura. Trata de un tema que no son los llamados Beatos y Libros de Horas que tanto proliferan, sino de algo muy especial que puede formar parte de su biblioteca para ser leído, estudiado, investigado, de tal forma que abandone de vez en cuando su estuche para ser utilizado como lo que es: un ”libro”.

Se trata de un códice medieval famoso, de contenido histórico, literario y documental, aportando además el encanto de sus miniaturas. El códice se denomina “Castigos e documentos del rey don Sancho”, aunque también ha tenido otros nombres, y es una copia de principios del siglo XV que se conserva en la Biblioteca Nacional con la signatura Ms. 3995 (Vitr. 17.8)

Su fama viene avalada por la media docena de copias que existen del códice, aunque la mayoría están incompletas, y por los numerosos estudios que durante siglos se han realizado sobre el mismo. No obstante, la única copia que incorpora bellísimas ilustraciones es el Ms. 3995, clasificado codicológicamente como “Manuscrito C”.

Ejemplar completo y en perfecto estado.

Gastos de envío por cuenta del comprador, según pedido y destino. Consúltenos sin compromiso (indicando la referencia del artículo) cualquier duda.

Artículos Especiales

Artículos más vistos