Prontuario de Sacramentos..., c. 1488 (edición económica)

El Prontuario de Sacramentos y Otras Bendiciones con Puntos Doctrinales, es un bello códice, exponente de la religiosidad de su tiempo y que usó, hacia 1488, D. Pedro Díaz de Toledo y Ovalle, primer obispo de Málaga después de la reconquista de la ciudad por parte de los Reyes Católicos en 1487.

Más detalles

061EDYb

Disponibilidad: Disponible

El Prontuario de Sacramentos y Otras Bendiciones con Puntos Doctrinales, es un bello códice, exponente de la religiosidad de su tiempo y que usó, hacia 1488, D. Pedro Díaz de Toledo y Ovalle, primer obispo de Málaga después de la reconquista de la ciudad por parte de los Reyes Católicos en 1487. Hombre de letras, humanista cultísimo, fue maestro del Marqués de Santillana con quien compartió amistad, biblioteca y aficiones literarias. También fue íntimo amigo del Arzobispo de Granada, fray Hernando de Talavera.

La información siguiente sobre dicha obra, proviene del estudio codicológico, traducción del latín al español incluida, que ha realizado para esta edición el Dr. en Filosofía y Letras y ex-Archivero de la Catedral de Málaga, Don Vidal González Sánchez.

Entre la gran riqueza documental que encierra el Archivo Histórico del Cabildo Catedral de Málaga, destacamos un códice gótico-mudéjar que en nuestra labor de catalogación de dicho archivo, tuvimos la suerte de identificar gracias al escudo de armas que luce en varios de sus folios, pues carece del folio de portada donde sin duda se darían datos identificativos y explicativos de su contenido y demás circunstancias.

Se trata de un códice en vitela, encuadernado en cuero sobre planchas de madera cuyas dimensiones son 265 x 195 mm, compuesto por ciento seis folios útiles cuya caja de escritura es de 165 x 105 mm, escritos en caracteres de letra gótico-libraria de muy bella caligrafía, de fácil lectura aunque con siglas y abreviaturas que la hacen, a veces, complicada. El campo de los márgenes laterales varía entre los 30 y 70 mm de los que corresponden las mayores dimensiones a los inferiores junto con los laterales externos, mientras los superiores así como los inferiores oscilan entre los 30 y los 40 mm. Muchas de las letras unciales están iluminadas con gráciles arabescos y representación floral, sobre todo en los folios: I, VIII, LXXIII, LXXXI y XCIIII. En algunos de estos folios se pueden contemplar orlas magníficamente policromadas, decoradas con motivos vegetales, animales, florales y humanos acogiendo un destacado motivo heráldico que no es otro que el escudo de armas del propietario del libro, el Doctor Díaz de Toledo y Ovalle.

En diciembre de 1487, estando en Zaragoza donde acompañaba a la Corte, recibió Toledo las bulas papales con su nombramiento como obispo de Málaga.

El Doctor don Pedro Díaz de Toledo y Ovalle era un verdadero hombre de letras, faceta menos conocida de su vida, pero podemos afirmar que fue un humanista cabal. Podemos decir que fue a un mismo tiempo discípulo y maestro de aquel paladín de las letras castellanas como lo fuera don Iñigo López de Mendoza, Marqués de Santillana. Si afirmamos que fue discípulo del marqués nos basamos en que le sirvió como capellán de su casa. Del marqués recibió Toledo experiencia, lecciones de buen decir; aprendió de su maestro dónde estaban los ejemplares escritos de las obras cumbre, libros raros y valiosos de los círculos culturales europeos, algunos de los cuales adquirió o hizo copiar para el marqués. Don Iñigo y toda su familia llenaron al joven capellán de cariño y confianza y Toledo recibió las últimas palabras de aquel al tiempo de su muerte. Si hemos afirmado que fue también maestro del Marqués de Santillana, la razón es que Toledo orientó en muchas cuestiones de Teología, Derecho, etc., a su mecenas del que recibió el encargo de que tradujera para él las obras más escogidas de la antigüedad, ya que el marqués lamentó siempre sus escasos conocimientos en las lenguas clásicas.

Después de haber regido la Iglesia de Málaga con acierto y prudencia, bajo el consejo y el amparo de su íntimo amigo el Arzobispo de Granada fray Hernando de Talavera, junto al cual se encontraba, entregó su alma a Dios este primer obispo de Málaga después de la Reconquista, en la ciudad del Darro entre las últimas horas del día 21 y las primeras del 23 de agosto del año 1499. Había acudido allá para saludar a los monarcas que por aquellas fechas se hallaban en Granada y tratar con ellos importantes asuntos de utilidad para su obispado, de tal modo que los reyes le prometieron acercarse a la ciudad de Málaga. Allí mismo otorgó su testamento el obispo Toledo. Sus restos fueron de inmediato trasladados a su Sede malacitana donde recibieron en su Catedral sepultura provisional hasta tanto que se terminara la construcción de su capilla panteón bajo la advocación de San Jerónimo.

El libro es una reproducción facsimilar integrada de la obra original y su correspondiente traducción del latín al español y estudio codicológico realizado por el ya citado Dr. D. Vidal González.

De esta obra se realizó una edición en formato de lujo, limitada y numerada notarialmente, ya agotada. El ejemplar que ofrecemos corresponde a unos pocos ejemplares que se realizaron en formato económico, igual a la edición de lujo en su interior, pero en formato de encuadernación en guaflex y sin numerar. Tanto la edición de lujo como la económica van en formato áureo.

Para esta obra, y con carácter optativo, se realizó un bello estuche guardapolvo en terciopelo fino y piel a juego con la encuadernación, a un coste adicional de 50 €. Indíquenos si lo quiere cuando realice su pedido.


"prontuario", del latín promptuarium, despensa, es, según la Real Academia Española de la Lengua:
- Resumen o breve anotación de varias cosas a fin de tenerlas presentes cuando se necesiten.
- Compendio de las reglas de una ciencia o arte.


Gastos de envío por cuenta del comprador según pedido y destino. Consúltenos cualquier duda, así como por cualquier otro facsímile o artículo que esté buscando.

Artículos Especiales

Artículos más vistos