Libro de Horas de los Zúñiga, s. XV

Durante el siglo XV, la nobleza castellana, a imitación de los monarcas como Juan II o Isabel la Católica, se aficiona a los buenos libros y forman magníficas bibliotecas, de la que puede ser paradigma la del Marqués de Santillana. También la Casa de Zúñiga destacó en su amor a los libros,

Más detalles

608TES

Disponibilidad: Disponible

Durante el siglo XV, la nobleza castellana, a imitación de los monarcas como Juan II o Isabel la Católica, se aficiona a los buenos libros y forman magníficas bibliotecas, de la que puede ser paradigma la del Marqués de Santillana. También la Casa de Zúñiga destacó en su amor a los libros, en especial el que fue maestre de la Orden militar de Alcántara, don Juan de Zúñiga, para el que se escribieron y miniaron obras espléndidas, como el Jouvencel de Juan de Breuil, en francés, que se expone en El Escorial, y probablemente el Libro de Horas que nos ocupa. Un descendiente del maestre llamado Alonso de Zúñiga lo regaló al rey Felipe II cuando supo de su propósito de formar en El Escorial una gran biblioteca de libros manuscritos. Hoy se expone, entre otras muchas obras de arte, en la Vitrina 10 de la Biblioteca Real del monasterio.

La reproducción facsímile del códice, formado por 254 folios, de 19 x 25,6 cm., y su contenido responden al modelo de los libros de horas que se difundieron de forma extraordinaria en el siglo XV para satisfacer la piedad de los seglares, los cuales procedían en su mayoría de los Países Bajos y también de Italia. Este ejemplar de los Zúñiga, por el contrario, fue escrito y miniado por un español, de origen castellano, que se muestra muy bien informado de las técnicas flamencas de las miniaturas, pero que aporta también soluciones francesas y algunas típicamente españolas en la representación del paisaje, en la decoración de las orlas con temas del mudéjar toledano y en la adopción de falsas inscripciones que imitan los rasgos de la escritura árabe.

El manuscrito, escrito en una gótica caligráfica, contiene 19 miniaturas a folio pleno en las que se van representando los grandes hitos de la vida de Cristo: Anunciación a María (en su parte inferior figura el escudo de los Zúñiga), Visitación, Navidad, Anuncio a los pastores, etc., etc., todas de una misma y magistral mano. Las orlas que enmarcan las pinturas, que no se repiten, son de un color y lujo extraordinarios. Desde el folio 223, las capitales, que hasta allí venían sólo adornadas, cambian para introducir en su interior viñetas de gran calidad, verdaderos cuadros en miniatura. En el calendario con el que, como es habitual, se inicia la obra, cada mes tiene en su parte superior una reproducción de los trabajos típicos que en él se llevaban a cabo y en la parte inferior el signo del zodiaco correspondiente. Así, por ejemplo, en enero aparecen el signo de acuario y un hombre sentado cómodamente ante la chimenea mientras come y bebe.

Extraordinaria y bella edición facsímile realizada en Madrid en 2003, limitada y numerada. Encuadernado en piel de cabra marrón, estampada en negro por ambos lados, formato 21,2 x 27 cm. 512 páginas, cosido en telar a mano, cantos dorados.

Libro estudio publicado en 2007 y elaborado por los catedráticos de la Universidad de Valladolid, José Manuel Ruiz Asencio y Salvador Andrés Ordax. Encuadernado en tapa dura en tela ilustrada y dorada, guardas con ilustraciones facsímiles con oros. Formato 20,8 x 27 cm. 168 páginas. Textos en español.

Este bello Libro de Horas también fue llamado originariamente de Don Gutierre de Sotomayor, conde de Belalcázar.

Gastos de envío por cuenta del comprador, según pedido y destino.  Consúltenos sin compromiso cualquier duda, así como por cualquier otro facsímile o libro estudio que esté buscando.

Artículos Especiales

Artículos más vistos