Les Passages d’Oultremer (Los Pasajes de Ultramar), año 1474

Edición facsímil de gran lujo de Les Passages D´Oultremer (Los Pasajes de Ultramar), también conocida como “La Gran Historia de las Cruzadas”, manuscrito del siglo XV, datado en el año 1474, y cuyo original se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia, signatura Fr. 5994.

Más detalles

760VER

Disponibilidad: Disponible

2.970 €

4.950 €

¡Precio rebajado!

-40%

Añadir a la lista de deseos

Edición facsímil de gran lujo de Les Passages D´Oultremer (Los Pasajes de Ultramar), también conocida como “La Gran Historia de las Cruzadas”, manuscrito del siglo XV, datado en el año 1474, y cuyo original se conserva en la Biblioteca Nacional de Francia, signatura Fr. 5994.

Tirada única, limitada a 480 ejemplares, numerados y autentificados notarialmente, realizada en 2012.

Encuadernado artesanalmente en piel roja con estampación de oros y escudo en frontis y trasera, nervios. Formato 25,5 x 33,5 cm. 580 páginas que incluyen 145 bellas miniaturas más capitulares historiadas.

Facsímil acompañado del correspondiente libro de estudios: estudio codicológico, paleográfico, traducción, y estudio de las miniaturas. Formato 24 x 33 cm.

Esta Gran Historia de las Cruzadas, de riguroso contenido histórico, recoge una gran parte de la Edad Media, pues comienza con el relato de la leyenda de Carlomagno en Jerusalén (S. VIII), a la cual dedica los primeros folios, y termina con la caída de Constantinopla (S. XV). Tras la Octava Cruzada y la muerte de Luis IX de Francia, da un salto a las contra-cruzadas de los turcos Bayaceto I y Mohamed II, y la defensa de Occidente por los Reyes y Caballeros franceses y aliados. Se podría afirmar que, textualmente, este manuscrito refunde y amplia el contenido de Las Crónicas de las Cruzadas (Viena, Biblioteca Nacional de Austria, Ms. 2533) y el Sitio de Rodas (Biblioteca Nacional de Francia, Lat. 6067); aunque las miniaturas obedecen a distintos patrones. El mandatario fue Louis de Laval-Châtillon, emparentado con el rey Luis XI de Francia y Gobernador de Champagne; y el autor Sébastien Mamerot, su secretario, quien ya había escrito el ciclo del Grial en tres volúmenes y el también extenso Romuleon. Les Passages D´Oultremer se terminó en Vierzon el 17 de abril de 1474, un pueblo cercano a Bourges donde se iluminó el códice por Jean Colombe.

Jean Colombe (1430-1493) compuso varios códices para Luis de Laval, y también para Carlota de Saboya, esposa del rey Luis XI, y para su círculo de nobles. Carlos I de Saboya le nombró pintor oficial de la corte. Entre 1485 y 1490 terminó las Muy Ricas Horas del duque de Berry y el Apocalipsis de El Escorial. Aparte de los múltiples detalles: ejércitos, batallas, ciudades, paisajes idílicos, edificios y personajes de toda condición social, también incorpora elementos de su época, como barcos y batallas navales, la caballería pesada, y la artillería, ya que veremos escenas donde los cañones juegan un papel decisivo. Les Passages D´Oultremer fue su primer trabajo laico, aunque después llegarían otros.

Con objeto de apurar al máximo el lienzo, Jean Colombe deja los márgenes muy estrechos para pintar una miniatura principal y otras en registros a fin de encadenar los hechos dentro del mismo episodio. Tal es el caso de la Presentación del Libro (f. 5r) en cuyos bordes ha situado una serie de registros con escenas que se irán sucediendo. Otro ejemplo es el Sitio de Antioquía (f. 59v), en cuyo registro inferior ha representado la toma de la ciudad y masacre de sus habitantes.

Tras la conquista de Jerusalén (15 de julio de 1099) los cruzados, compuestos por Nobles, Príncipes, Templarios, y Caballeros de San Juan, continuaron con la conquista de otras ciudades, desde el norte de Egipto hasta el Éufrates; pero nunca consiguieron tomar Damasco. En la Segunda Cruzada Balduino III de Jerusalén, Luis VII de Francia y el emperador Conrado III de Alemania decidieron atacar la ciudad por los huertos que estaban rodeados por muros de barro y arroyos (f. 148v). Los turcos pusieron una feroz resistencia y el ejército cruzado fue derrotado.

Guy de Lusignan se enfrentó a Saladino por dos veces y fue derrotado. La primera tuvo lugar el 30 de abril de 1187; y la definitiva el 4 de julio del mismo año cerca de Tiberíades, junto al monte de los Cuernos de Hattin. El ejército cruzado estaba compuesto por Reinaldo de Châtillon y sus hombres, los Templarios, los Hospitalarios, Raimundo de Trípoli y el rey Guy de Jerusalén. Tras esta derrota Saladino puso sitio a Jerusalén y Valiant de Ibelin negoció su entrega (f. 202v); ya que no había un ejército que la defendiera.

En el Capítulo LXXXIV (f. 263v-267r) Mamerot narra la Batalla de Nicópolis (1395) en la que Bayaceto derrotó a una alianza de Caballeros entre los que se encontraban el conde de Nevers (futuro Juan sin Miedo, Duque de Borgoña) y el Mariscal Boucicaut. Bayaceto asesinó a los prisioneros (f. 263v) y pidió un alto rescate por los nobles, el cual recibió.

El emperador bizantino Manuel II Paleólogo suplicó al rey Carlos VI de Francia que le ayudara contra los turcos. Los Caballeros de San Juan de Rodas, los venecianos y genoveses también enviaron mensajeros al rey advirtiéndole del gran peligro en que se encontraban los cristianos griegos, y que si el rey mandaba una expedición ellos también le apoyarían con barcos y hombres. El mariscal Boucicaut se puso en cabeza de la expedición por orden del rey. Los turcos habían preparado una emboscada en el puerto de Gallipoli y en la ruta hacia Constantinopla, pero fue frustrada por Boucicaut, cuya flota los derrotó en altamar (f. 269v). Fue recibido con grandes honores por el emperador Manuel, y las tropas del emperador se unieron a las de Boucicaut. Desembarcaron en Turquía, en un lugar llamado Paso de Narettes y, después de una expedición corta y devastadora regresaron a Constantinopla. En una segunda expedición tomaron la ciudad de Nicomedia, y después un castillo estratégico en la costa del Mar Negro llamado Iriva. Así se salvó Constantinopla de los turcos; pero no por mucho tiempo. Boucicaut fue llamado a Francia para desempeñar otros cargos, los cuales vienen relatados en la obra de Mamerot, y los turcos volvieron a la carga.

Estos pasajes relacionados con las miniaturas aquí representadas están entresacados y resumidos del libro de estudios de la edición facsímil, que incorpora la traducción del texto (casi 600 páginas) y un amplio comentario de todas las miniaturas entre otros estudios. Desde antes de la caída de Jerusalén, y hasta mucho después, Sébastien Mamerot relata muchas Cruzadas y batallas que Jean Colombe va reinterpretando con los pinceles.

Ejemplar en perfecto estado.

Gastos de envío por cuenta del comprador, según pedido y destino. Consúltenos sin compromiso (indicando la referencia del artículo) cualquier duda.

Artículos Especiales

Artículos más vistos